¿Cómo Apoyar a Una Amiga que Está en Una Relación Tóxica?

Como parte de los esfuerzos que estoy haciendo para visibilizar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, esta semana publiqué una gráfica sobre el termómetro de violencia contra la mujer en mi cuenta Instagram.

2.PNG

Y aún cuando comparto este mensaje para ayudar a las personas a crear consciencia sobre sus relaciones, y fomentar un mensaje de lo que es (y no es) una relación sana, creo que es un mensaje para todos y todas. Porque muchas veces quienes ya están en un ciclo de violencia o abuso, no pueden verlo y mucho menos salir de ahí.

Un estudio reciente publicado en la revista Couple and Family Psychology encontró que existe una correlación entre las víctimas de la violencia doméstica y el Síndrome de Estocolmo (aquel donde la víctima de un secuestro empieza a sentir sentimientos de simpatía con su secuestrador). El estudio realizado con víctimas de violencia doméstica en un centro de Líbano, encontró que a mayor nivel de fusión y de dependencia hacia la pareja, más posibilidad de generar síntomas parecidos a los de este síndrome.

Quienes ya están en estas relaciones tóxicas, tienen una fuerte dificultad de salir de esos ciclos de violencia y podrían hasta excusar los comportamientos de su pareja romántica. Es increíblemente difícil para alguien en esta posición poder tomar la decisión de salir de ahí, justamente porque les cuesta realizar la posición tan peligrosa en la que están. Sin mencionar el genuino temor y vergüenza que es hablar sobre su situación actual.

Muchas veces es gracias al apoyo de sus familiares, amistades y otras personas cercanas que pueden terminar el ciclo vicioso. Pero, ¿cómo apoyar a alguien que no se ha dado cuenta de las conductas y actitudes nocivas que tiene su pareja? ¿Cómo ser un sistema de apoyo para alguien que – sin voluntad propia – te aleja e ignora tus intentos de acercamiento?

Intenta establecer empatía

Cuando presenciamos que un ser querido está en una posición de peligro o estancada/o en una relación que le está afectando su salud mental y/o física, solemos sentir una mezcla de emociones. Frustración, enojo, ira, tristeza, entre otras. Y cuando abrimos una conversación con ese ser querido, lo que terminamos haciendo es actuando estas emociones, sin pensar en cómo se debe sentir el otro.

Algunas preguntas para ayudarte a estar en un mejor lugar mental y hablar desde un lugar de empatía con tu ser querido incluyen:

  • Si yo me siento así, ¿cómo se estará sintiendo ella/él?

  • He tenido momentos donde siento que no hay salida, ¿qué me hubiese gustado que me dijeran?

  • He estado en un momento donde he sentido una vergüenza tremenda conmigo misma/o, ¿cómo me hubiese gustado que otras personas me apoyaran?

  • He pasado por un momento donde genuinamente temo por mi vida?

Abre una conversación desde TUS emociones

Cuando generamos empatía con los y las demás, es más fácil abrir una conversación donde hablamos sobre nosotros/as mismos/as. Un estudio publicado en el Centro Australiano para el Estudio del Abuso Sexual (ACSSA, por sus siglas en inglés) encontró que existe un arraigado sentimiento de vergüenza en las víctimas de violencia sexual.

Cuando abrimos una conversación sobre nuestras preocupaciones, estamos conectando a las víctimas con este profundo sentimiento de vergüenza. Es por esto que, aunado a lo que mencionamos anteriormente sobre la empatía, debemos abrir esta conversación desde nuestras emociones en lugar de las de la víctima.

Por ejemplo, abrir la conversación con:

  • “Sé que es complicado, pero estoy aquí para ti porque me importas y tu vida tiene valor para mi”

  • “No te mereces lo que te está pasando, y estoy aquí para cuando estés lista para hablar”

  • “Me siento frustrada porque quisiera hacer más por ti, pero no sé cómo ayudarte. ¿Qué necesitas?”

¿Notas la diferencia? En lugar de decir “lo que tu pareja está haciendo está mal y no sé como te lo aguantas”, nos estamos conectando con su sufrimiento y su sentimiento de impotencia, y al mismo tiempo le estamos mandando el mensaje “estoy aquí para ti.”

Ofrécele opciones de ayuda y tu apoyo

Es muy fácil decirle a alguien “¿pero cómo te aguantas eso?” o "yo JAMÁS le permitiría a mi pareja hablarme o tratarme así” o “tienes que buscar ayuda”. Pero, la realidad es que no lo sabemos. Y no lo sabemos porque muchas de nosotras, afortunadamente, no hemos estado en esa posición. Es muy fácil decirle a alguien lo que debe y no debe hacer, cuando en realidad lo único en lo que podrían pensar es: ¿habrá una salida para mi? Es nuestra responsabilidad y privilegio poder orientarlas y acompañarlas.

En Panamá (de donde soy originaria), por ejemplo, existe el Instituto Nacional de la Mujer (INAMU), con una línea abierta por 24 horas para hacer denuncias y buscar apoyo. Paralelo a esto, existen diversos centros de salud que pueden ayudar a hacer una evaluación global (física y mental) de la víctima.

DresYsLV4AE8oKh.jpg

Y, si me están leyendo en otros países, estoy segura que hay distintos centros en cada uno de sus países que se especializan en darle apoyo a las víctimas de violencia de género. Es cuestión de tomarse la tarea y tener opciones para ofrecer más allá del sencillo “hay que buscarle ayuda.”

Algunas formas que puedes abrir esta conversación:

  • "Sé que al final es tu decisión, pero investigué y hay algunos centros a los que podemos ir.” – muchas veces se le pide a las víctimas que hagan la denuncia sin contemplar todas las dificultades emociones que esto puede traer.

  • “¿Estás abierta/o a buscar ayuda? Hay algunos lugares que creo que podemos ir.”

  • “No estás sola/o, y existe ayuda para ti cuando estés lista/o para buscarlo. Dime cómo te puedo ayudar.”

Cuida cómo te comunicas con tu ser querido

Muchas veces, los mensajes y llamadas podrían estar siendo monitoreado por la pareja ejerciendo el control y el abuso. Es importante no utilizar plataformas abiertas como las redes sociales o correo para enviar esta conversación, intentar hacerlo en persona y aprovechar los momentos donde solo están Uds. dos para tocar base.

Las personas que está pasando por una relación tóxica o abusiva necesitan saber que no están solos/as. Necesitan saber que existe una salida. Y, más importante aún, necesitan que les recuerden que sus vidas valen, ellas/os valen, y que hay alguien pendiente de ellos/as.

Si te gustaría conversar conmigo para desarrollar una forma de hablar con un ser querido que esté pasando por una relación como la que fue descrita en este artículo, puedes contactarme aquí y solicitar una cita aquí.

Para más contenido similar a este, no te olvides de seguirme en mis redes @marianaplatapsy

Información obtenida aquí.