Aprendiendo a Amar Tu Vida "Sin Filtro de Instagram"

Creo que la mayoría de la gente jóven entiende ese sentimiento cuando realizas que estás viendo fotos de hace tres años en el Instagram de una persona. Es una combinación entre auto-desprecio y un endormecimiento emocional. Para algunos, es como si no pueden dejar de deslizar su dedo de la pantalla. Como si no pudiesen dejar de aprender más sobre esta persona: lo que usa, lo que come, quiénes son sus amigos. Algunas veces, la fijación se puede volver tan intensa que nos perdemos en el proceso. Cuando esto ocurre, aparece una desconexión emocional, donde perdemos contacto con la realidad y empezamos a enfocarnos en el otro. Esto es lo que un artículo de Psychology Today tan brillantemente denomina "la trampa de la comparación". 

Yo sé que yo me relación con esto muy bien. Recientemente, tomé la decisión de dejar de seguir a alguien en Instagram porque me dí cuenta que estaba invirtiendo demasiado tiempo en revisar lo que publicaban o lo que hacían. Tiempo que pude haber estado escuchando, diseñando y avanzando mis propias pasiones, lo estaba malgastando en envidia de una persona que ni conocía. Los investigadores llaman a esto mi target de comparación, un término para definir cómo tendemos a compararnos con personas que se parecen más a nosotrxs en lugar de aquellos que consideramos "superiores" (y la razón por la cual el Instagram de Beyoncé no me afecta tanto.) 

Para Lucy Sheridan, la primera y única coach de comparación, esta trampa de comparación estaba empezando a afectar su autoestima. "Siempre me he comparado con los demás. Desde que estaba pequeña. Ya sea en la escuela, mis notas, mi cuerpo. Soy el estudio de caso de la comparación," ella menciona, "(la comparación) se sentía como un baño cálido, y yo seguía regresando a ella una y otra vez." No fue hasta que empezó a ver las fotos de alguien que no conocía en las redes sociales (cualquier parecido a la vida real es pura coincidencia), que decidió que era tiempo de parar. "Fue una llamada de alerta. Yo sabía que no estaba en un buen lugar y empecé a pensar: si yo misma llegué a este punto, ¿podré yo misma sacarme de aquí?"

Reconoce tus disparadores de comparación

Todxs tenemos disparadores de comparación, aquellos temas que nos generan envidia o resentimiento de las demás personas. Para algunos son anuncios de boda, promociones de trabajo, imagen corporal, estatus de relaciones amorosas, embarazos, entre otros. "La comparación te está tratando de mover a otro lugar, pero como estamos siendo bombardeados con envidia y temor, nunca llegamos allá," Lucy nos explica, "tenemos que observar sin juicio dónde podría ser ese lugar." Pero, ¿dónde nos está tratando de llevar la comparación? Para empezar, más conciencia de sí mismo. 

Cuando nos encontramos con algo que hiere a nuestro yo (o nuestro ego), empezamos a desarrollar una serie de mecanismos de defensa para protegerlo a toda costa. Estos mecanismos no son necesariamente malos o negativos, pero cuando no somos consciente de ellos ni de la manera y la frecuencia en la que los usamos, entonces se pueden volver problemáticos. La proyección es uno de ellos, y es justamente lo que Lucy explica anteriormente. Ocurre cuando atribuimos nuestros sentimientos, pensamientos, o impulsos no deseados en alguien más. Cuando encuentro que alguien me irrita en demasía, necesito parar y pensar qué está pasando conmigo. Cuando una persona te irrita, eso puede revelar mucho más sobre tu mundo interno que sobre la persona. 

De acuerdo con Lucy, una situación similar se aplica a estas trampas de comparación. Estos disparadores podrían estar advirtiéndonos de una frustración interna que es un obstáculo de alcanzar nuestros objetivos (ya sean personales o profesionales). "Hay una constante cultura de temor afectándonos, haciéndonos odiar nuestras vidas "no-dignas de Instagram", ella explica. ¿Cómo podemos amar nuestras vidas "sin filtro de Instagram"? Especialmente en un tiempo donde los influenciadores nos bombardean con sus vidas "filtradas" y quienes, como Lucy describe, "han democratizado la atención." 

Limpieza de redes sociales

Una limpieza de redes no solo ayuda, pero es necesaria. Luego que realicé que esta persona me hacía sentir envidia, particularmente por mis propias inseguridades, decidí dejar de seguirla. No fue fácil. Es más, todo lo opuesto: fue increíblemente difícil. Pero, fue necesario. Le pregunté a Lucy si había tomado una buena decisión. "¡Claro que sí! Siempre le digo a mis clientes que dejen de seguir todo lo que no te eleva, pero no dejes de seguir todo lo que te reta y desafía," fue su respuesta. 

Lucy se refiere a ese espacio entre la gente que te hace sentir mal sobre tu propia vida porque te estás poniendo metas irreales, y aquellas personas que te inspiran a alcanzar más. Como ella lo resumen, "te quieres rodear de personas (tanto en redes como fuera de ellas) que te desafían de la manera correcta." Así que, antes que decidas minimizar significativamente tu lista en redes, pregúntate esto: 

  • ¿Este tipo de contenido me inspira a ser una mejor versión de mi misma?

  • ¿Este tipo de contenido es relevante a la persona que soy? ¿A la persona en la que me quiero convertir?

  • ¿Cómo esta persona me desafía a ser mejor?

Cuando nos permitimos contestar estas preguntas honestamente, podemos empezar a diseñar un camino hacia un yo más auténtico. Ese "yo" que es incomparable. 

Amando tu vida "sin filtro de Instagram" 

Una de las mayores enseñanzas de mi conversación con Lucy fue el término "no-digno de Instagram." En esencia, esa es la vida real, ¿no? La vida real no tiene ese filtro cuidadosamente elegido o esa mesa de desayuno producida. Sin embargo, nos siguen seduciendo estas vidas cuidadosamente curadas, y nos olvidamos que las redes no son reales. 

Los servicios de coaching de Lucy se enfocan en ayudar a sus clientes a "cambiar los miedos y arrepentimientos, y lanzarse a la confianza, felicidad, y la acción." Ella ayuda a clientes a salir de estas trampas de comparación en un nivel personal y profesional, y les ayuda a aprender a amar sus vidas sin filtro. Estos son algunos de los tips que compartió conmigo: 

  1. Cuidado cómo y con quién eliges compartir tus experiencias. No todo el mundo quiere lo mejor para ti, y similar a su consejo para la vida online: rodéate de personas que te retan de la manera adecuada.

  2. Cuidado a lo que le damos valor. ¿Es el dinero? ¿La fama? ¿Popularidad? Estas son todas cosas que van y vienen, pero esas conexiones profundas y duraderas superan las pruebas del tiempo.

  3. Con amor y una pizca de juicio, reclámate.

  4. Nuestras vidas más imperfectas, pueden ser la mejor vida de alguien más. Siempre ten la gratitud como el epicentro de tus logros. Te mantiene fundamentado y ayuda a otrxs ver tu yo auténtico.

Amarte en un tiempo donde los medios se benefician de tus inseguridades es un acto rebelde. Habla fuerte y claro sobre la autenticidad y la conexión que tanto anhelamos. Como Lucy me dijo, una frase inspirada por el Dr. Wayne Dyer, "cuando algo es especial para ti, has un templo en tu corazón y no dejes que nadie se le acerque." 

Lucy Sheridan es la fundadora y creadora de Proof Coaching y el "Aula de Clase Libre de Comparación". Lee más sobre su historia y sus servicios aquí

Este artículo fue publicado originalmente en Psychology Today

Para más contenido similar a este, no te olvides de seguirme en mis redes @marianaplatapsy

Photo by veeterzy on Unsplash