Cómo Hablar el Lenguaje de Amor de tu Hija o Hijo

Siempre he sido una gran fanática de los quizzes en línea. Mientras mi profesión de psicóloga me disuade de realizar algunos cuestionarios que no tienen fundamentación científica, el lado juguetón de mi personalidad no evita encontrarlos entretenidos. Es por eso que cuando me encontré con la teoría de los "5 Lenguajes del Amor", me enganché de inmediato. Y una vez que encontré un cuestionario que lo acompañaba, eso fue suficiente. 

Gary Chapman, consejero matrimonial y autor de los 5 Lenguajes del Amor, encontró a través de su experiencia que todo el mundo habla un idioma diferente. Él los dividió en cinco: Palabras de Afirmación, Actos de Servicio, Tiempo de Calidad, Recibir Regalos, y Toques Físicos. De acuerdo con Chapman, todos y todas estamos "hablando" estos idiomas, pero tendemos a darle uno (o dos) más importancia. 

Pero Chapman no terminó su trabajo ahí. Extendió su idea — a lo que yo considero brillante y necesario — la relación entre madres/padres e hijos/as. En su teoría, los niños y niñas tan temprano como los cinco años de edad, empiezan a priorizar algún lenguaje de amor. Siguiendo esta premisa, es importante para que las madres y padres aprendan a hablar el idioma de sus hijos e hijas de manera fluida. No solo fortalece su lazo emocional, pero también establece una fundación lo suficientemente fuerte para una relación que florece, lo que marca el ritmo para las futuras relaciones de los niños y niñas

Pero, ¿cómo podemos hablar cada idioma de manera fluida? 

1. Palabras de Afirmación

Como el nombre lo sugiere, la gente que favorece este idioma tiende a recibir palabras que afirman su amor. Nosotras las amantes de palabras y lexicógrafas frustradas, valoramos escuchar y leer el amor de nuestras parejas y seres queridos. Los niños y niñas que hablan este lenguaje de amor valoran las cartas, post-its, notas, o simplemente escuchar a sus madres y padres decir cuán orgullosas y orgullosos están de ellos y ellas. 

Si este es el lenguaje de amor de tu hija o hijo, ella o él podrían valorar una nota corta que les dejaste en su lonchera diciéndoles que tengan un lindo día, una carta en un día importante para ella o él (¡doble puntos si la envías por correo!), o decirle cuán orgullosa/o estás de ella o él. 

2. Actos de Servicio 

Para las personas que hablan este idioma, las acciones hablan mucho más alto que las palabras. En lugar de hacer cosas por tu hija o hijo, piensa en aquellas actividades que requieren tu presencia. Este es el tipo de niño o niña que disfruta cuando lo llevas a su clase de arte (en lugar del busito o la mamá del compañero). Estos niños y niñas necesitan que sus madres y padres les demuestren que se preocupan, en lugar de solo decírselo. 

Si esto suena como tu hijo o hija, aquí hay algunos consejos para enseñarle que te preocupas por ellos y ellas. Cocinarles su comida favorita, hacer una manualidad especial que puede servir como algo con lo que se queden para recordarte, u ofrecerte para ayudarle a estudiar para un exámen. Se trata de acciones con este idioma de amor y asegurarte que resuenan con tu hijo o hija. 

3. Tiempo de Calidad

Este tipo de personas necesitan toda tu atención. Algunas veces, ni siquiera es tu atención lo que quieren, sino simplemente saber que estás ahí. Físicamente ahí. Los niños y niñas que hablan este idioma valoran el tiempo que pasan con ellos y ellas. Algunos la cantidad, otros y otras la calidad. Las citas entre solo Uds. adquieren mucha más importancia, especialmente si tu hija o hijo tiene hermanos y hermanas.  

Tu hija o hijo podría necesitar que planees una tarde de películas y popcorn juntos, jugar su juego de mesa favorito, o hacer un picnic solo para Uds. dos. Se trata de hacer que esos momentos especiales cuenten. 

4. Recibir Regalos

Las personas que hablan este lenguaje de amor valoran recibir regalos. Pero no te engañes, no sólo son los regalos físicos lo que quieren. Son lo que los regalos significan. Esas pequeñas muestras de afecto y apreciación son lo que más llegan a valorar. Estos son el tipo de personas que no quieren certificados de regalo o dinero para su cumpleaños. En lugar, algo único que te recuerde a él o ella. 

Si esta descripción resuena con tu hija o hijo, algunas ideas para demostrarle cuánto lo quieres es dejarle una sorpresita (un chocolate o algo que coleccionen) en su cuarto para que encuentren cuando regresan del colegio. Algunas otras ideas: darles un álbum de fotos con los mejores momentos del año o restaurar su juguete favorito de cuando eran pequeños/as. Para estas niñas o niños, es la intención lo que más cuenta. 

5. Toques Físicos 

Este tipo de personas son altamente kinestésicas. Valoran recibir señales de afecto de manera esporádica a través de toques físicos y/o caricias. Los niños y niñas que aprecian este idioma de amor son quienes buscan que les abracen o acurruquen con mayor frecuencia. Estos son el tipo de niños y niñas que te tomarán de la mano o pondrán su cabeza en tu hombro en momentos aleatorios. Para ellos y ellas, tu toque físico y/o caricia es un recuerdo constante que son amados y amadas. 

Mientras los abrazos o besos es la manera más obvia, algunos otros consejos pueden incluir acurrucarles mientras ven una película juntos, darle un beso especial (como de mariposa) o incluso un breve abrazo mientras hacen su tarea o juegan un videojuego. Las señales esporádicas de afecto son lo que este tipo de niños y niñas valoran más. 

Hablar el lenguaje de amor de tu hija/o puede ser algo inicialmente difícil para ti (especialmente si es un lenguaje de amor distinto al tuyo), pero mientras más lo "hablas", más natural se vuelve. Hacer a tu hija/o sentirse amado/a tiene efectos inmensurables en el autoestima de tu hija/o y su bienestar general. Hacerlos sentirse particularmente amados por ti, es el mayor regalo que puedes darles. 

Este artículo fue publicado originalmente en Ravishly

Para más contenido similar a este, no te olvides de seguirme en mis redes @marianaplatapsy

Photo by Sai De Silva on Unsplash