5 Maneras de Fomentar tu Auto-Compasión

La semana pasada me encontré con un maravilloso contenido que publicó mi colega Nicole Perry de @this.feminist.therapist en Instagram. Compartió un mensaje increíble sobre la auto-compasión. A veces nos pasa que nos olvidamos que tan solo somos seres humanos. Con fortalezas y debilidades. Con éxitos y fracasos. Y estamos en constante crecimiento. 

La Dra. Kristin Neff, especialista en auto-compasión tiene una lista sobre distintas cosas que puedes hacer para practicar esto en ti mismo o misma. Aquí hay 5 maneras adaptadas a lo que la Dra. Neff recomienda, que puedes hacer para fomentar tu auto-compasión. 

1. Practica gratitud 

A veces se nos olvida agradecer por las cosas pequeñas que podemos vivir día a día. Abrumados y abrumadas por el estrés diario, el trabajo, las responsabilidades, el hogar - se nos olvida agradecer por que nos tenemos a nosotros mismos y mismas. Porque tenemos a seres queridos que se preocupan por nosotros y nosotras, porque tenemos un hogar. 

Una vez leí una lista increíble que decía algo como "tener que lavar la ropa, significa que tienes ropa que ponerte; tener platos que lavar, significa que tienes comida que comer; estar cansado o cansada al irte a dormir, significa que estás vivo o viva". Así, si prestamos atención a las cosas pequeñas, podemos ver el resto de las cosas en perspectiva. 

2. Se amable contigo misma/o

Cuando un amigo o amiga nos pide nuestro consejo sobre ropa que acaban de comprar, intentamos ser lo más honestos y honestas pero también amables posibles. La mayoría de nosotras, buscamos una manera adecuada de decir lo que pensamos. ¿Hacemos lo mismo con nosotros mismos? ¿Somos amables en la manera en la que nos hablamos? ¿Qué nos decimos cuando nos vemos en el espejo? 

3. Perdónate

Lo mismo que en el apartado anterior. Cuando alguien comete una falta o un error que te afecta a ti, ¿qué es lo primero que le dices? "No te preocupes" o "no pasa nada". Y, ¿respondemos igual cuando somos nosotras o nosotros. A veces nos cuesta aceptar que somos seres humanos y nos equivocamos. Perdonémonos e intentemos aprender de nuestros errores. 

4.  Abre el espacio para aprender 

¿Notas una secuencia en este blog post? Si somos capaces de ser amables y perdonarnos a nosotras y nosotros mismos, podemos abrir el espacio para aprender. Aprender de lo que las demás personas nos pueden enseñar, pero también aprender sobre nosotros mismos. ¿Qué nos gusta? ¿Qué disfrutamos? ¿Qué nos hace reír? ¿Cómo podemos usar nuestros talentos para ayudar a los demás? 

5. Date un "break" 

A veces lo único que necesitamos es un descanso. Un permiso para decir "he hecho bastante". Y apreciar todo lo que hemos logrado. Si has llegado hasta esta parte del post, date un "break". Tómate unos cinco minutos para meditar, para respirar, escuchar tu canción favorita o simplemente apagar tus aparatos electrónicos. Solo cinco minutos. 

¿Qué estrategias practicas tu para la auto-compasión? Déjame un comentario en este post. 

Para más contenido similar a este, no te olvides de seguirme en mis redes @marianaplatapsy

Photo by Benjamin Combs on Unsplash