Hablemos Sobre Los Diagnósticos

¿Sabes ese sentimiento de cuando tienes mucho tiempo con un malestar físico? Finalmente, te acercas a la doctora, quien te pregunta qué has sentido, te hace una serie de estudios, y al final te dice lo que ella piensa que tienes - basado en su entrenamiento y su ojo clínico. Un diagnóstico

Un diagnóstico médico nos ayuda porque nos da claridad sobre lo que tenemos. Pero, la gran mayoría del tiempo - con excepción si tu estás en el mundo de la medicina - nosotros y nosotras, los y las simples mortales, no sabemos exactamente qué significa ese diagnóstico. Por lo que pedimos que nos expliquen qué significa y cómo lo podemos manejar. 

Pero esto, lastimosamente, no pasa igual cuando hablamos de diagnósticos clínicos. Trastorno bipolar, ADD, depresión. Son todos diagnósticos que decimos a diestra y siniestra, con gran facilidad. A veces, hasta los usamos para referirnos a personas o situaciones - aún cuando no han recibido ese diagnóstico en particular. 

¿Por qué hablamos de los diagnósticos clínicos con tanta normalidad? ¿Por qué los seguimos utilizando como etiquetas que minimizan la totalidad de una persona? ¿Por qué soltamos estos nombres sin tomar en consideración la persona detrás del diagnóstico? 

Los diagnósticos nos ayudan a los profesionales de salud mental a comunicarnos entre nosotros y nosotras. Y a diseñar un plan de tratamiento para ayudar a quienes viven con este diagnóstico y a sus familiares. Pero, hay que tener mucho cuidado en la manera en la que manejamos esta información. Específicamente, lo que sí es y lo que no es un diagnóstico. 

Un diagnóstico es... 

  1. Una condición denominada por algún/a profesional de salud mental, luego de un proceso exhaustivo de evaluación y observación clínica 
  2. Una condición tratable
  3. Una manifestación de otra dificultad (emocional, neuropsicológica, de desarrollo, entre otras) 
  4. Un nombre que engloba varios síntomas 
  5. Una manera de comunicar entre profesionales de salud mental 

Un diagnóstico NO es... 

  1. Algo permanente 
  2. Una etiqueta que debe minimizar a la persona 
  3. Algo que define a quien vive con esta condición 
  4. Un adjetivo para referirte a alguna situación normal y esperada de la vida
  5. Algo otorgado por alguien que no está certificado/a para evaluar

A los profesionales de salud mental que están leyendo esto: intentemos ser más empáticos/as con la forma en la que comunicamos los diagnósticos. Con la manera en la que explicamos los diagnósticos. Con la forma en la que aclaramos los mitos que existen sobre el lenguaje de salud mental. 

Los diagnósticos no deben limitar a una persona. 

Para más contenido similar a este, no te olvides de seguirme en mis redes @marianaplatapsy