¿Le Hablas a Tu Bebé de Sus Emociones?

John Bowlby, creador de la Teoría del Apego, nos enseñó que el vínculo entre el bebé y su cuidador primario (generalmente, la madre) es una parte fundamental de un buen desarrollo socioemocional. Es gracias a él y a los trabajos de Mary Ainsworth, que sabemos que hoy en día la conexión emocional entre bebé y madre es indispensable. 

John-Bowlby.jpg

"Las personas son más felices cuando saben que detrás de ellos hay una o más personas dignas de confianza que acudirán a su ayuda"

John Bowlby

La infancia temprana es una etapa importantísima del ser humano. Y, en todos los sentidos. Por ejemplo, ¿sabías que durante el primer año de vida, el cerebro triplica su peso? Peso que simboliza un auge en las conexiones neuronales y plasticidad cerebral. Un crecimiento que también simboliza un potencial increíble para ir fomentando el aprendizaje. ¿Esa frase que los niños son como unas esponjitas? Es literalmente así, y mientras más pequeños/as, más absorbe la esponjita. 

¿Por qué hablarle a los bebés de sus emociones? 

Contrario a lo que las compañías de juguetes quieren hacer creer, la interacción madre-infante a nivel física, social y emocional, es de los mejores estimulantes que puede tener un bebé en esta etapa. Un estudio publicado en la revista Developmental Psychology encontró que las interacciones entre madre/padre e hijos/as son tan importantes, que llegan a tener un efecto real en el desarrollo del lenguaje. De ser así, hablarle a los bebés sobre sus emociones tiene un efecto real en el desarrollo de su inteligencia emocional. 

Hablarle a los bebés de sus emociones es darle coherencia a lo que están sintiendo. Es ayudarles a ponerle un nombre a esa sensación física. Es una preparación emocional y una forma de pre-enriquecer su lenguaje emocional - algo que he escrito anteriormente en este blog que tiene un peso importante en la vida emocional del ser humano. Si desde que son pequeños hacemos un trabajo importante para nombrar sus emociones, estamos trabajando su identificación y manejo emocional cuando crezcan. 

¿Cómo hablarle a los bebés de sus emociones? 

Pensemos en las emociones que experimentan los bebés como los personajes principales de Inside Out: felicidad, tristeza, enojo, disgusto (o frustración) y temor. 

images.jpeg

Hablarle a los bebés de sus emociones es transformar esa sensación física que tienen en una emoción. Y, si bien es cierto que estas emociones se tornan más complejas a medida que crecemos, en la infancia son bastante básicas, pero impactantes. Algunas ideas sobre cómo hablarle a tu bebé sobre sus emociones:  

  • Cuando tienen hambre, se le puede decir: "debes estar muy enojado/a porque mamá no te ha dado la comida todavía, pero ya mamá está aquí".

  • Cuando está peleando con el sueño: "debes estar muy frustrada/o porque no puedes dormir, mamá intentará ayudarte a dormir".

  • Cuando está feliz, se le puede decir: "estás contento/a porque estás con mamá".

Nombrar estas emociones de manera constante y consistente puede resultar como un paso pequeñito. Pero no por pequeño, es irrelevante o insignificante. Los estudios apuntan que a mayor capacidad de ayudar a los bebés a pensar sobre su mundo emocional, mejores posibilidades de un buen funcionamiento cognitivo y socioemocional al crecer. Y, como un buen efecto dominó: a mejor funcionamiento socioemocional, mejores son sus posibilidades de establecer relaciones sanas en los distintos aspectos de su vida. 

¿Le hablas a tu bebé sobre sus emociones? ¿Cómo lo haces? Compártemelo en los comentarios de este post. 

Para más contenido similar a este, no te olvides de seguirme en mis redes @marianaplatapsy

Photo by Andrae Ricketts on Unsplash