Por Qué Tengo Reservas con el Término "Empoderamiento Femenino"

Embarcarse en el feminismo es muy parecido a recibir una receta para usar anteojos. Para los y las que usan lentes, se pueden relacionar con ese sentimiento de cuando finalmente te entregan tus anteojos con receta. Para mí, por lo menos, me quitaba y volvía a poner mis lentes una y otra vez, asombrada de cuán claro estaba el mundo. ¿Cómo estaba viviendo mi vida viendo todo borroso y pensando que eso era lo normal?

 Ilustración por  @pia.piadosa

Ilustración por @pia.piadosa

 Con el feminismo, me pasa igual. La diferencia es que cada día recibo unos lentes con una nueva receta, mejor ajustada a mis necesidades, y que me da el poder de ver las cosas incluso hasta más claras que antes. Esta claridad me permite seguir creciendo, cuestionando, y deconstruyendo. Lo difícil es cuando logras identificar las fallas que no lograbas ver antes - especialmente en movimientos que solías apoyar. Esto me ha pasado y les quiero explicar mis reservas con el término "empoderamiento femenino". 

¿Qué es el empoderamiento femenino? 

Es el proceso mediante el cual se ayuda a las mujeres a alcanzar sus objetivos - por lo general económicos o profesionales - que antes no podían lograr. Se hace en forma de charlas, entrenamientos, seminarios, coaching y cursos para ayudar a las mujeres a independizarse y perseguir sus objetivos - ya sean personales o profesionales. A veces, se comparten con diferentes productos tipo sueters, pins, stickers, cuadernos, tazas o mensajes tipo "the future is female" (el futuro es femenino) o "empowered women empower women" (mujeres empoderadas empoderan a otras mujeres) 

En papel, esto suena genial. Todas las mujeres deberían poder recibir las mismas oportunidades que los hombres. Todas las mujeres deberían creer que pueden alcanzar todas las metas que se propongan. Todas las mujeres deberían tener a alguien que crea en ellas y las ayude a salir adelante. Pero, no todas las mujeres tienen estas oportunidades. Y, por ende, mis reservas con el término empoderamiento femenino. 

¿Por qué me cuesta conectarme con este término? 

El término empoderamiento sólo le habla a una parte pequeña de las mujeres. No es representativo con la realidad de todas las mujeres. Y, por más que es un pensamiento idealista, también es una manera limitada de ver a las mujeres. Hay mujeres que viven condiciones adversas, o provienen de hogares con pocos recursos económicos. Para ellas, su prioridad es conseguir la suficiente estabilidad económica para poder salir de estas condiciones y no necesariamente se pueden dar el lujo de perseguir sus sueños. Porque ya sea que lo querramos admitir o no, construir un camino profesional es un privilegio. 

De la misma forma, la manera en la que se comunica este empoderamiento femenino también tiene un valor importante. Andi Zeisler, fundadora de la revista feminista Bitch Media, publicó un artículo al respecto, dándole un nombre a este movimiento: empowertising Empowertising se refiere a la manera en la que compañías utilizan la ideología, lenguaje o mensajes feministas para vender sus productos. Para ilustrar su punto, utiliza comerciales y estrategias de marketing de empresas importantes como Nike o Always. Como menciona Zeisler en su artículo: 

"[Empowertising] es una vía de escape para aprender más sobre los temas específicos que impactan a las mujeres; quizás hasta una manera de descubrir alternativas a productos convencionales. Pero celebrar los comerciales en sí simplemente celebra las habilidades de las compañías de mercadeo en apropiarse de movimientos feministas y vendérnoslo de vuelta a nosotras - y luego recompensarnos por comprarlo"  

No voy a entrar en debates sobre el capitalismo y el feminismo (eso requiere otro post, y otro tipos de lentes los cuales aún no he adquirido). Pero lo que quiero rescatar con este artículo es que este movimiento es más que empoderamiento, es más que una camiseta, es más que una taza, es más que un cuaderno con un mensaje feminista.

¿Qué se puede hacer? 

Comprar estos productos no está mal tampoco (ya saben lo que pienso sobre las palabras "bueno" y "malo"), pero hay que cuestionar y ser curiosas y curiosos sobre dónde estamos invirtiendo nuestro dinero. Hay que poder preguntar(nos): ¿quién se beneficia de esto? ¿cómo esto impacta a otras mujeres dentro del movimiento? ¿qué estoy haciendo YO desde mi privilegio? Y, la pregunta más importante para quienes venden estos productos: ¿qué harás TU desde tu privilegio con el dinero recaudado? 

Hace poco salió una noticia sobre una marca muy importante de "ropa feminista". Una marca a la que yo, personalmente, visitaba en su página web y hasta consideré comprar ropa. Todo parecía estar en lo correcto: tenían transparencia sobre los y las artistas detrás de los diseños, tenían variedad de tallas para todo tipo de cuerpos, y aclaraban qué porcentaje de sus ventas iba a los artistas. Por eso, me asombró tanto la noticia que anunciaba que varias mujeres que trabajaban para la marca habían sido víctimas de acoso sexual laboral por parte del CEO de la empresa.

La idea no es dejar de comprar o usar productos con mensajes feministas, y menos si eso es lo que resuena contigo (mi taza de café diaria dice "The Future is Female", por cierto). Pero, hay que poder cuestionar la historia de la marca quien lo vende. Un artículo publicado en L&T Co. propone una guía para ayudar a conservar el feminismo, mientras que al mismo tiempo se puede seguir enviando un mensaje de empoderamiento a las mujeres: 

  • Asegurarse que los productos no son elaborados a costa de ninguna explotación humana, y menos la infantil.

  • Asegurarse que algún porcentaje de las ventas vaya destinado a una causa feminista, preferiblemente para organizaciones o fundaciones que apoyan a mujeres de bajos recursos socioeconómicos.

  • Asegurarse que, en caso de camisetas, las mismas se acomoden a la mayor variedad de tallas y cuerpos posibles.

  • Asegurarse de no plagiar el diseño o de dejar fuera del porcentaje de ventas a la o él creador del diseño o logo.

¿Qué piensas tú del empoderamiento y el empowertising? ¿Usas alguna estrategia para desafiar esta práctica o ser responsable en tu empoderamiento? Cuéntame en los comentarios. 

Para más contenido similar a este, no te olvides de seguirme en mis redes @marianaplatapsy