¿Por Qué Es Importante la Alianza entre Madres/Padres y Maestros/as?

Como psicóloga y educadora, he encontrado que la alianza entre madres/padres y maestros/as  es fundamental en la educación de un/a niño/a y/o adolescente. Pero, también sé que no es la más fácil de alcanzar. La razón de esto se debe a que ambos ven al estudiantes desde un lente distinto, lo que a veces les nubla del objetivo que tienen en común: que el niño/la niña o el/la adolescente sea exitoso/a. 

Esta alianza es importante porque es la única forma de poder apoyarse mutuamente. Pero, para que esta alianza se logre de manera exitosa, se necesitan varias cosas: paciencia, respeto, comunicación, entendimiento, y empatía. 

Una buena alianza ayuda a establecer un frente en común 

Cuando un estudiante está atravesando por dificultades emocionales y/o académicas, un simple correo o una llamada puede ser suficiente para ayudarlo/a. De la misma forma, cuando un hijo/a le está costando realizar una tarea o se siente ansioso/a por una presentación en clase, resulta muy beneficioso contactar a su maestro/a para desarrollar un plan de acción 

Desde mi experiencia como educadora, he encontrado que me siento más conectada con mi estudiante cuando conozco más sobre su hogar. Por el otro lado, he tenido a madres y padres quienes me han comunicado lo valioso que es para ellos/as que les escriba sobre lo que se dictó en la escuela o si le observé más cansado/a o frustrado/a de lo normal. 

Cuando la comunicación entre madres/padres y maestros/as fluye de una manera sana, se logra establecer un buen equipo de trabajo para ayudar al niño/a o al adolescente a ser exitoso/a. Y, cuando el/la niño/a o adolescente percibe que tiene a adultos en su vida que se preocupan por él /ella, su autoestima y su confianza en sí mismos/as mejoran. 

Cómo conseguir una buena alianza

Como mencioné anteriormente, una buena alianza no es fácil de conseguir precisamente porque a veces la madre/padre y/o el docente no saben cuál es su lugar, qué tanto pueden o no decir y con qué frecuencia. Pero realmente, la clave de una buena alianza se traduce a una cosa sencilla: respeto

Cuando ambas partes se reúnen o se comunican para llegar a un acuerdo, el respeto de lo que cada uno/a puede hacer y del lugar de cada uno/a en la vida del estudiante. Respeto por la hermosa labor y el cariño con la que los y las docentes se se pueden relacionar con los niños/as. Respeto por la difícil tarea que conlleva criar a un/a hijo/a. Respeto por que cada uno/a está haciendo el mejor trabajo que pueden hacer. 

Cuando logramos poner nuestras diferencias a un lado y entendernos como seres humanos que simplemente desean lo mejor para el bienestar del o la estudiante, podemos encontrarnos en un término medio desde donde realizar una mejor labor. Cuando se trata de la educación de una nueva generación, juntos se llega más lejos que cada uno por su lado. 

¿Cómo mantienes una buena relación con los padres/madres o docentes? Cuéntame en los eomntarios más abajo. 

Para más contenido similar a este, no te olvides de seguirme en mis redes @marianaplatapsy

Photo by rawpixel on Unsplash