La Importancia del Auto-Cuidado en los Varones

Este mes culminamos nuestro tema de la crianza feminista, y no puedo dejar pasar la oportunidad sin hablar de la necesidad y la importancia de redefinir nuestros métodos de crianza con los niños varones. Como bien mencionaba Álvaro Gómez Prado en un live que realizamos recientemente: “los hombres necesitan espacios para cuidar de su salud emocional”.

¿Por qué? Porque los hombres emocionalmente sanos no violentan a las demás personas. Y, en base a lo que he escrito en este blog, y el enfoque que tiene: los hombres emocionalmente sanos no violentan a las mujeres. Es por eso, que confío y creo fielmente que una educación emocional a nuestros niños varones es una clave importante para llegar a nuestra meta de equidad.

Conversando con Álvaro, tuvimos la oportunidad de re-pensar en esta dificultad de acceso a un vocabulario emocional sano que tienen muchos hombres. Y, los dos acordamos que no es que ese vocabulario emocional no exista, ni que tampoco esté limitado. Lo que pasa es que no ha existido una normalización de entender este vocabulario emocional como una forma de cuidar de su salud mental y sus emociones.

¿Qué es el auto-cuidado?

Recientemente, se estrenó la tercera temporada de la nueva edición de Queer Eye for the Straight Guy. En esta nueva fase, los Fab 5 no solo se encargan de “avivar” los espacios físicos y mentales de hombres heterosexuales –como en su formato original. Sino, que también han agregado mujeres y personas transgénero.

En lo personal, me encanta el programa porque aborda de una manera muy empática y sensible las diferentes realidades, así como exponer un punto de vista diferente a la forma en la que los hombres tradicionalmente se cuidan. Y, un aspecto que resaltan muchísimo es el auto-cuidado.

Screen Shot 2019-03-28 at 9.57.03 PM.png


Lo bello del auto-cuidado es que se ve diferente de persona en persona. Hay días que tenemos la posibilidad de crear algo y tomarnos un descanso, mientras que hay otros días donde la energía sólo nos alcanza para hacer lo básico. Y eso está bien. Lo veo de esta forma: si cuidamos nuestro cuerpo, tenemos oportunidad y espacio de cuidar de nuestra mente y nuestra alma.


¿Por qué es importante?

Otro de los temas que conversamos en nuestro Instagram live, es que la sociedad mercadea las emociones, el auto-cuidado, y el amor propio tradicionalmente a mujeres. Por eso el enfoque de Queer Eye es tan valioso, porque podemos redefinir el auto-cuidado e incluir a hombres dentro de esta conversa, también.

Recientemente me topé con un artículo de crítica hacia el programa que decía que muchas veces la razón por la cual los hombres practican el auto-cuidado y el cuidado emocional es en base a los demás. Es para mejorar su relación de pareja, o para conseguir pareja, o para afinar la relación con otras personas importantes en su vida.

Y esto, es importante aclararlo. El auto-cuidado y el amor propio tiene que empezar por uno mismo/a. Porque si lo realizamos en base al otro o a los demás, no es algo sostenible. No es algo que perdura en el tiempo, ni es algo que va a ser duradero.

Enseñarle el auto-cuidado a nuestros chicos es apostarle a una generación que puede hacer las cosas de una manera distinta. Una generación que tendrá más herramientas para asumir una co-responsabilidad emocional –tanto en el hogar como en el trabajo. Una generación de aliados dispuestos a deconstruir(se) y a luchar junto a nosotras por un mundo más equitativo.

¿Cómo se ve el auto-cuidado en los varones?

Así como lo mostré anteriormente con la imagen de la pirámide, el auto-cuidado tiene que ser por partes. Si no hacemos lo básico (dormir la cantidad de horas necesarias, tomar agua, cuidar nuestra salud física), no vamos a tener la base para cuidar de nuestra mente y de nuestra alma.

Algunas formas en la que le podemos enseñar a nuestros chicos el auto-cuidado se puede ver en:

  • La forma en la que se responsabilizan por su salud física y salud emocional

  • La forma en la que cuidan su apariencia porque es un reflejo de lo que ocurre adentro

  • La forma en la que aprenden a cocinarse y a cuidar de sus espacios físicos, porque es una forma de nutrir y respetarse a sí mismos.

  • La forma en la que se hablan con auto-compasión.

El auto-cuidado, como lo he mencionado anteriormente, es un camino rocoso. A diferencia a lo que se comparte afuera, el auto-cuidado no es solo mascarillas y velas. Es empezar una travesía para conocerte a ti mismo/a, tus sombras y tus luchas. Porque solo conociendo lo que está en las tinieblas, es que podemos caminar hacia la claridad y la autenticidad de conocernos a nosotras y nosotros mismos.

Si tienes a un hijo varón y te gustaría aprender estrategias prácticas para cultivar el amor propio y auto-cuidado en él, estaré dictando un webinar (seminario en línea) junto a María Daniela Pérez de @growingchangepty. Precisamente sobre esta temática.

Puedes escribirme aquí.