Formas No-Amenazantes de Ofrecer Apoyo Emocional

Algunas veces, resulta difícil hablar sobre prevención de suicidio o inclusive muertes por suicidio. Si hemos tenido la fortuna de no tener a nadie cercano a nosotras/os que haya pasado por esto, puede sentirse como una realidad muy lejana para nosotras/os. Y, como tal, puede ser difícil hablar de ello. Es un tema que puede generar mucho miedo, vergüenza, y culpa–emociones que solemos evitar a toda costa.

Pero, tenemos que sobrepasar estas emociones y tener conversaciones sanas acerca de este tema. Es la única forma de empezar a cuidarnos entre nosotros/as y practicar la salud mental preventiva.

El 10 de septiembre es el Día Mundial de la Prevención de Suicidio. Un día para crear consciencia sobre este tema tan sensible e importante. Aquí algunos datos importantes sobre el suicidio:

  • Cerca de 800,000 personas mueren por suicidio al año, lo que equivale aproximadamente a una muerte cada 40 segundos.

  • La muerte por suicidio es la segunda causa de muerte en el mundo para aquellos entre 15 y 24 años.

  • La depresión es la causa principal de discapacidad en el mundo.

  • Cada muerte por suicidio afecta a al menos 6 personas.

  • Las mujeres son tres veces más propensas que los hombres a tener intentos de suicidio, y los hombres son 3.5 tres veces más propensos a completarlos.

Y, aunque hay muchos más datos y mitos que rodean esta importante preocupación, el que me gustaría enfatizar más en este artículo es el siguiente:

El suicidio SI es prevenible

Aún cuando hay muchos temas globales fuera de nuestro control, nuestra habilidad de tocar base los unos con los otros, y conectar es una forma importante de prevenir las muertes por suicidio.

La conexión humana es una parte crucial de nuestra supervivencia. Y, es un factor clave en nuestro bienestar general. Tal y como lo menciona el Centro de Stanford para la Investigación y Educación sobre Compasión y Altruismo:

“Las personas con baja conexión social son más vulnerables a experimentar ansiedad, depresión, tendencias antisociales, y comportamientos de ideación suicida, lo que les lleva a incrementar su aislamiento social.

Adicional a esto, los estudios han mostrado que una conexión social fuerte lleva a un incremento de longevidad de hasta un 50%, fortalece nuestro sistema immunológico, nos ayuda a recuperarnos de las enfermedades de forma más rápida, puede desarrollar mayores niveles de empatía, un autoestima elevada, entre otras cosas.

Sin embargo, algunas veces estos “intentos de conexión” pueden ser percibidos por los demás como algo abrumador. Lo que puede hacer que respondan de forma defensiva. Y, consecuentemente, interrumpe nuestra habilidad para la conexión humana. Así que, ¿cómo ofrecer apoyo emocional de una forma que no sea amenazante? Aquí van algunas ideas:

Un mensaje de texto puede ir muy lejos

Algunas veces, un mensaje de texto cargado de amor como “hey, estoy pensando en ti, espero que estés teniendo una linda semana”, puede ir muy lejos. Muchas veces, esa movida sencilla pero poderosa, puede ayudar a abrir una conversación que, de otra forma, pasaría desapercibida.

Invitarle a tomar un café

Hacer un espacio durante la semana para irse a tomar un café con un compañero/a de trabajo, amigo o familiar puede hacer una gran diferencia en la vida de alguien. Aún cuando la conversación puede empezar de forma “impersonal” o “superficial”, quizás eso es lo que la otra persona necesita para sentirse seguro/a. Deja que la conversación se vuelva gradualmente más emocionalmente íntima, si es que la otra persona permite esta intimidad.

Dar una pequeña muestra de cariño

Algunas veces, podemos estar en la farmacia, supermercado o alguna tienda y ver algo que nos recuerda a alguien especial en nuestras vidas. Posiblemente, alguien que esté pasando por un momento difícil. Una muestra de cariño, pequeña pero dulce, puede ir muy lejos. Manda un mensaje importante de “estoy pensando en ti y me importas.” Las personas que están pasando por un momento difícil son muchas veces quienes más necesitan sentir y escuchar esto.

Nunca subestimes una nota escrita a mano

Similar a una muestra de cariño, una nota escrita a mano puede ser muy valioso. Un post-it en el escritorio de un compañero de trabajo que está pasando por un divorcio, o una notita en la lonchera de tu pre-adolescente que acaba de empezar un colegio nuevo. Una nota escrita a mano es una herramienta poderosísima, aún cuando no es una alternativa muy popular.

Enséñales que la/lo tienes en mente

Alguien que está pasando por una situación difícil aprecia el recordatorio que no están solos/as. Así como hay diferentes lenguajes de amor, también hay diferentes formas de enseñarle a alguien que te importa. Piensa en cuál es el lenguaje de amor de aquella persona y enséñale que le tienes en mente al hablar su idioma.

Decir te quiero puede ser muy poderoso

Me he dado cuenta que no decimos te quiero/te amo suficiente. Y es una forma tan sencilla y poderosa de conectar los unos con los otros.

Usemos el día de hoy para tocar base con nuestros seres queridos. Con ese amigo/a que se acaba de mudar, o con ese colega pasando por una ruptura, o ese familiar que vive con depresión o ansiedad. Cuidémonos los unos a los otros y tomemos decisiones diarias de conectar con los demás desde un lugar de vulnerabilidad, amor, honestidad y respeto.

Mariana Plata